Bocaditos de pescado al horno

Si te sobra...: 
Dificultad: 
Baja

Para disfrutar de esta receta puedes aprovechar las sobras de cualquier tipo de pescado blanco cocinado previamente bajo múltiples preparaciones, como rebozado, frito o al horno. Sigue estos sencillos pasos y evita el desperdicio en tu cocina:
 
•    Retira la piel y las espinas del pescado, después desmenúzalo en trocitos y ponlos en un recipiente. 
 
•    Añade el huevo, el ajo, el perejil y salpimienta al gusto. Remueve la mezcla bien. 
 
•    Agrega poco a poco pan rallado hasta que la mezcla sea consistente y no se pegue ni a las manos ni al recipiente. 
 
•    Haz bolas (como albóndigas, pero más pequeñas) y colócalas espaciadas en una fuente de horno, previamente cubierta con papel de hornear. 
 
•    Aplasta las bolas hasta dejarlas con un dedo de grosor. 
 
•    Precalienta el horno a 220 °C e introduce la fuente a media altura. En unos minutos se dorarán ligeramente y estarán listas.
 
•    Acompaña de una salsa de tu elección para dar más jugosidad al pescado.
 

Ingredientes: 
  • Sobras de pescado blanco cocinado (como merluza, bacalao o lubina, rebozado, frito, al horno...).
  • 1 huevo. 1/2 cucharadita de ajo en polvo. 1/2 cucharadita de perejil seco. Pimienta blanca molida. Sal. 2 cucharadas de pan rallado.