¡Conserva tus verduras frescas como el primer día!

Lechuga
Febrero 2022

La manera en que conservas las verduras determina el tiempo que van a continuar estando frescas y óptimas para su consumo. Por eso, utilizando la técnica adecuada, se puede alargar semanas su vida útil y evitar que muchas de ellas terminen en la basura.

El truco que traemos hoy funciona especialmente bien a la hora de almacenar verduras de hoja, como pueden ser la lechuga, el perejil o las acelgas, aunque también es aplicable a verduras en vaina frescas, como pueden ser las judías verdes, los guisantes o los tirabeques.

Para reducir la transpiración de las hojas, y evitar su desperdicio, te recomendamos envolver las verduras en una servilleta y meterlas en una bolsa de plástico (preferiblemente hermética). De este modo, reducimos mucho la circulación de aire alrededor de las hojas, haciendo que no se deshidraten por transpiración.

Recuerda que si conservas las verduras en la nevera se reduce su actividad metabólica, prolongando significativamente su vida útil.

Y para saber más…

Las plantas realizan el proceso llamado evapotranspiración, mediante el cual toman el agua del suelo y lo transfieren a la atmósfera a través de sus hojas. Las hojas de los vegetales siguen transpirando una vez han sido cortadas de la planta y, por este motivo, se van deshidratando lentamente, hasta llegar al punto de marchitarse, y ser desperdiciadas en muchas ocasiones.

 

Fuente: menosdesperdicio.es.