Educador

Los centros educativos son un lugar perfecto para concienciar y sensibilizar a los niños para que sean consumidores responsables, tanto en el aula como en el comedor, al mismo tiempo que aprenden la importancia de alimentarse de forma saludable.

Además, a través de los niños se contribuye a la concienciación y sensibilización de las personas de su entorno: amigos, familia, docentes y personal laboral del centro educativo.

En la «Guía práctica para reducir el desperdicio alimentario en centros educativos “Buen Aprovecho”» encontrarás información sobre el desperdicio de alimentos, juegos, un modelo de auditoría, iniciativas y muchos más contenidos que te ayudarán en el reto de educar para combatir el desperdicio de alimentos.

Conoce el material didáctico sobre el desperdicio de alimentos, sus repercusiones ecológicas y sociales, y propuestas prácticas para su reducción, de la campaña “La comida no se tira”, elaborada por las ONG de Desarrollo PROCLADE, PROYDE, SED, Edificando-Comunidad de Nazaret, Proideba, Proide, Proyde-Proega y Proclade-Yanapai.