Corea del Sur frente al desperdicio de alimentos: Un ejemplo de éxito

Lun, 15/04/2019

Los resultados del programa implantado por Corea del Sur para combatir el desperdicio de alimentos arroja unos resultados impactantes: ha conseguido aumentar el nivel de reciclaje de los residuos de alimentos del 2% en el año 1995 al 95% de la actualidad.

La gran cantidad de platos que se usan como acompañamiento durante las comidas que no son consumidos en su totalidad y finalmente no son aprovechados, entre otras causas, hace que en este país se alcance un desperdicio de alimentos anual per cápita de 130 kg. Ante estos datos, el gobierno está llevando a cabo un programa de reciclaje de desperdicios de alimentos que está alcanzando unos resultados muy satisfactorios.

Entre las medidas contempladas se encuentran prohibir el envío alimentos a los vertederos desde el año 2005, prohibir el vertido de lixiviados de residuos de alimentos al mar desde el 2013 y, desde este mismo año, exigir que los desperdicios de alimentos se tiren en bolsas biodegradables. El  coste que supone la adquisición de estas bolsas ha incentivado que las familias se animen a compostar en sus hogares y, por otra parte,  los beneficios recaudados por su compra ayudan a financiar el servicio de recogida y tratamiento de los propios residuos.

El aprovechamiento de nuevas tecnologías también está contribuyendo a disminuir el problema. Gracias a contenedores inteligentes instalados en algunos distritos de Seúl, los vecinos tiran sus desperdicios sin necesidad de usar bolsas, pagando una tarifa que calcula directamente el sistema.