Definiciones

¿Qué son las pérdidas y el desperdicio de alimentos?

Son aquellos alimentos o bebidas que siendo aptos para el consumo humano, terminan por no ser consumidos por el hombre, bien por descarte o por deterioro.

  • No se considera desperdicio las partes no comestibles que se eliminan durante los procesos de transformación y preparación de la comida como mondas, huesos, espinas de pescado, vísceras, cáscaras de huevos, etc.
  • Se considera desperdicio las frutas y hortalizas que por presentar formas o apariencias extrañas no son consumidas, los alimentos que se estropean por conservación inadecuada, los productos con fecha de caducidad sobrepasada, etc.

En la siguiente infografía encontrarás los principales datos del desperdicio de alimentos, pero si buscas información más detallada, ¡consulta el resto de apartados!

Representación esquemática de la definición de pérdidas y desperdicio de alimentos a lo largo de la cadena alimentaria

Las pérdidas y el desperdicio de alimentos pueden producirse en todos los eslabones de la cadena alimentaria: en el campo, en las industrias de transformación, en la distribución, en los comedores escolares, en los restaurantes y en las casas de los propios consumidores. Las causas no son siempre las mismas, y varían según el tipo de producto, la producción, el almacenamiento, el transporte, el envasado y, por último, los malos hábitos o la falta de concienciación de los consumidores.

esquema definicion desperdicio alimentario

Fuente: Elaboración propia a partir de HLPE, 2014. Food losses and waste in the context of sustainable food systems. A report by the High Level Panel of Experts on Food Security and Nutrition of the Committee on World Food Security, Rome 2014.

gris
gris

Otras definiciones

Pero… ¿qué entienden las distintas entidades por pérdidas, desperdicio de alimentos y despilfarro?. La búsqueda de definiciones comunes resulta una tarea difícil que ha sido abordado por distintos organismos: FAO, OCDE, FUSIONS, WRAPEPA, FWRA, WRI

En el año 2014, la FAO y FUSIONS consensuaron una definición cuantitativa de pérdidas y desperdicio: cualquier alimento que finalmente no es consumido, entendiendo alimento de acuerdo a lo determinado por el Codex Alimentarius.

Ante las distintas alternativas, la Estrategia “Más alimento, menos desperdicio” adoptó por la definición aportada por el Parlamento Europeo:

Desperdicio de alimentos. Conjunto de productos alimenticios descartados de la cadena agroalimentaria por razones económicas o estéticas o por la proximidad de la fecha de caducidad, pero que siguen siendo perfectamente comestibles y adecuados para el consumo humano y que, a falta de posibles usos alternativos, terminan eliminados como residuos, lo que genera externalidades negativas desde el punto de vista del medio ambiente, costes económicos y pérdida de beneficios para las empresas.

¡Podemos colaborar para conseguir establecer unas definiciones comunes para todos!