Tu huerto urbano, tu propio jardín comestible

Marzo 2018

Disfruta de los frutas y verduras frescas directas de la tierra. Con unos pocos cuidados, podrás conseguir un hermoso huerto que dará color a tu casa, facilitará el hacer tus comidas más nutritivas y saludables y ahorrarás dinero en tu cesta de la compra. Puedes aprovechar para elaborar compost con los restos de alimentos que no consumas (pieles, cáscaras, etc.), serán un abono estupendo.

Además, no lo olvides, ¡estarás contribuyendo a disminuir el impacto ambiental de tu menú! ¿Se puede pedir más?