Ordena bien el frigorífico

Ordenar el frigorífico
Marzo 2017

Te recomendamos colocar en tu frigorífico los alimentos según las distintas temperaturas interiores del frigorífico y evitar posibles contaminaciones cruzadas. Te damos algunas pautas sencillas:

  • En los estantes superiores: alimentos cocinados (sobras de comida envasadas, recipientes con conservas no utilizadas en su totalidad…).
  • En el centro: productos lácteos (yogures, quesos…), huevos y embutidos.
  • En los estantes inferiores: alimentos crudos y perecederos (como carnes y pescados) y productos en descongelación, en envases cerrados y con rejillas inferiores para que no estén en contacto con los líquidos que desprenden.
  • En los cajones: frutas y hortalizas.
  • En la puerta: bebidas (zumos, bricks, refrescos…), margarinas, salsas.

Además:

  • ¡No introduzcas en el frigorífico comidas calientes! Evitarás reducir su temperatura interior.
  • Mantén siempre los alimentos cocinados y los listos para consumo separados de los crudos usando envases adecuados.
  • Usa recipientes herméticos (dejando en su interior la menor cantidad de aire), papel de aluminio o envoltorios de plástico para proteger los alimentos.
  • No laves las frutas ni verduras antes de introducirlas en tu frigorífico. ¡Espera al momento de su consumo!
  • Algunas frutas y verduras se pueden conservar a temperatura ambiente por periodos cortos.